martes, 1 de diciembre de 2020

CAPACITACIÓN

 



El Centro UC para la Transformación Educativa, CENTRE, que depende de la Facultad de Educación de la Universidad Católica, ofrecerá durante el mes de enero del 2021 la “Escuela de Verano” (online, clases en vivo), como una forma de apoyar la trayectoria de profesores, profesoras y profesionales de la educación en tiempos de pandemia.

En su vigesimonovena versión, los programas serán impartidos de forma remota - a través de clases en vivo - con el objetivo de entregar herramientas novedosas y facilitar el intercambio de valiosas experiencias de aprendizaje en el ámbito de la Educación Continua.

Para mayor información www.educacioncontinua.uc.cl/

lunes, 30 de noviembre de 2020

7 VIRTUDES DEL DOCENTE EN LA ACTUALIDAD

Reflexiona sobre las virtudes que debe tener un docente para propiciar el aprendizaje

La labor del docente es primordial para la formación de un ser humano y para la construcción de la sociedad. Tener en las manos la tarea de transmitir conocimiento y potenciar las habilidades de una persona es una gran responsabilidad. Por ello, es necesario reflexionar sobre las virtudes que debe tener un docente para propiciar el aprendizaje de sus estudiantes, sobre todo en épocas como esta donde la información y la comunicación están al alcance de todos.

Mente abierta

Cada día es un reto en la vida escolar del docente, por lo que no todo está aprendido. Con el objetivo de brindar a tus alumnos las condiciones idóneas para aprender, debes conocer y evaluar los acontecimientos del día a día, identificando de qué manera los contextos sociales, culturales o religiosos podrían relacionarse con el tema que vas a enseñar. De esta manera, podrás analizar las situaciones, adaptar tus estrategias y resolver problemas junto con tus estudiantes.

Comunicativo

Escuchar y platicar con tus estudiantes te permitirá conocer la forma en que aprenden, así como los posibles problemas que enfrentan, los cuales en ocasiones dificultan su desempeño académico. Genera un ambiente flexible en el que mantengas una comunicación constante con tus estudiantes, así podrás evaluar tu clase y dirigir tus estrategias de enseñanza, con conocimientos de causa.

Paciente

Analizar el comportamiento y ritmo de aprendizaje de tus estudiantes te permitirá adaptar tu clase a sus necesidades. Recuerda que el modo y el tiempo para comprender un tema o para dominar una habilidad es diferente en cada persona; sin importar cuántas veces lo intenten, ayúdalos a aprender de sus errores, guíalos y retroaliméntalos.

Disponible

Las preguntas generan conocimiento, por lo que siempre debes estar al tato de las dudas de tus estudiantes y de cualquier posible problema que obstruya su aprendizaje. Muestra interés por sus dudas y hazles saber que juntos pueden encontrar las respuestas.

Motivador

No hay nada mejor que un docente que plantea un fin práctico de sus temas y que orienta a sus estudiantes a obtener una visión positiva a partir de los conocimientos que están adquiriendo. La motivación en clase depende en gran medida de una actitud positiva, respetuosa y retadora por parte del educador.

Empático

La empatía es la base de cualquier relación humana saludable. Recuerda que en alguna ocasión también fuiste estudiante: piensa qué era lo que te gustaba o no de la escuela, identifica las dificultades a las que te enfrentabas para aprender y comunícate con tus alumnos para conocer las suyas. Practica este principio para que se sientan comprendidos y motivados.

Apasionado

Esta es una de las características esenciales en la personalidad del docente que impulsa a sus estudiantes y a su comunidad en general. La pasión por enseñar y la convicción por dejar huella en las nuevas generaciones hace que los estudiantes se contagien de ese entusiasmo, se sientan comprometidos y disfruten más de su proceso de aprendizaje.

Estas son sólo algunas características que debe tener un buen docente para promover un ambiente propicio para el aprendizaje y preparar a sus alumnos para las demandas del mundo actual. La manera de poner en práctica estos principios depende de las estrategias, creatividad y personalidad de cada docente. Recuerda, la enseñanza es la llave del conocimiento y la base del éxito de la sociedad.

Fuente: pruebat.org

 

ARTÍCULO: ESCUELA Y COVID-19: LLEGA LA HORA DE LOS "EDUTUBERS"

 La incertidumbre que rodea la vuelta a clases en medio de la pandemia favorece un perfil de docente más innovador y participativo: el de los profesores "youtubers"

Incorporar la tecnología en el aula dejó de ser una opción el pasado mes de marzo, cuando la pandemia de coronavirus provocó el cierre repentino de los centros educativos en España y en muchos otros países. Con más o menos fortuna, y en cuestión de días, los docentes tuvieron que encontrar la mejor manera de seguir dando clase a distancia, echando mano de las herramientas tecnológicas a su alcance: plataformas como Zoom, Google Classroom, Microsoft Teams... y YouTube, un recurso recurrente en el aprendizaje de los internautas. Según datos de Google, siete de cada diez usuarios de la plataforma la utilizan para aprender, y si en enero y febrero se subieron 300 videos en todo el mundo con las palabras "enseñanza a distancia" en el título, solo en marzo ese número supero los 23.000. Meses después, y cuando arranca el año académico en medio de fuertes medidas de seguridad para contener el número de contagios, la tecnología es ya una herramienta de seguridad para contener el número de contagios, la tecnología es una herramienta esencial para los educadores, los alumnos y sus familias. 

En este contexto de incertidumbre por cómo se desarrollará en nuevo curso, la figura de los edutubers, o educadores por You Tube, cobra una relevancia especial. Canales educativos con años de experiencia como Unicoos, del profesor David Calle (1,4 millones de seguidores que aprenden con él matemáticas, física, química y tecnología); la cuna de Halicarnaso, del profesor de Historia y Geografía José Antonio Lucero (150 mil) o AntonioProfe, del andaluz Antonio Pérez (26.900 estudiantes de Física y Química), marcan el camino de un estilo de enseñaza interactivo y participativo, basado en un modelo de aula invertida (o flipped classroom) que se adapta sin problemas al tipo de enseñanza que se necesite en cada momento, ya sea cara a cara, semipresencial o a distancia.

"Ahora todo el mudo está preocupado por una vuelta segura a clases, y eso está genial, pero no se está hablando de qué cambiamos, de qué forma diferente debemos afrontar las lecciones, o de cómo conseguir que los alumnos se impliquen y participen en las videoconferencias", reflexiona Calle en voz alta. Para este profesor, falta tanto formación como recursos por parte de las administraciones educativas, para que los docentes puedan abordar su docencia digital con todas las garantías.

No se trata solo de mandar vídeos

Todos los docentes consultados coinciden en un punto: dar clase por Internet no es simplemente mandar una lista de 50 o 100 vídeos a tus alumnos, ni conectarse a una videoconferencia para hacer exactamente lo ismo que harías en el aula. "Hay que cambiar el qué se enseña y el cómo se enseña, tratando de introducir dinámicas diferentes para motivarles e implicarles en otras iniciativas que les interesen, porque si no... Si ya en clase se te duerme, imagínate a las nueve de la mañana en su casa", sostiene Calle. En el modelo de aula invertida, los estudiantes ven el contenido por su cuenta antes de clase, de manera que el tiempo que pasan con el profesor se emplea para contestar preguntas y realizar actividades colaborativas.

"Yo no explico en el aula", confiesa Antonio Pérez, profesor de Física y Química de ESO y Bachillerato en Los Barrios (Cádiz). "Las clases las dedicamos a resolver dudas, al igual que hicimos durante el confinamiento: ellos veía la teoría en casa y las preguntas las resolvíamos por videoconferencia. Por eso es una metodología interesante, porque atiende perfectamente a la diversidad. Como la clase está grabada, el alumno al que le cuesta más puede verla tantas veces como necesite, de manera que cuando volvemos a clase ya estamos todos al mismo nivel", asegura. Pérez, que es finalista al Global Teacher Prize 2020 y que protagoniza el documental Soy EduTuber, que se verá próximamente en el festival de cie documental Alcances, en Cádiz, ha acumulado en su canal casi 500 vídeos que cubren todo el temario de Física y Química desde 2° de la ESO hasta 2° de Bachillerato, con los ejercicios más importantes de cada tema. "A mí me gusta ser innovador, y probar cosas nuevas; y la verdad es que, cuando empiezas a usar metodologías activas como esta, los resultados mejoran, y mucho.

José Antonio Lucero creó La cuna de Halicarnaso en 2015 para ofrecerle a sus alumnos un contenido audiovisual que ellos pudieran usar para estudiar o repasar en casa. Pero, como en el caso de Calle y de Pérez, lo que empezó como un pequeño proyecto adquirió gracias a Internet un alcance inesperado que traspasó fronteras, especialmente el curso pasado. Y, también como ellos, adoptó el mismo modelo de clases invertidas. “Yo les pido que vean un vídeo a la semana, que ellos tienen que trabajar en casa tomando apuntes según un modelo (el de las notas Cornell) que les enseño a principios de curso. Y luego, lo que se genera en clase es tiempo para reflexionar sobre la cuestión histórica que estamos planteando, mediante tareas cooperativas o proyectos. Generar un debate es fundamental no solo para el aprendizaje, sino para desarrollar el espíritu crítico”.

Entre las actividades que emplea tras el visionado de los vídeos, Lucero cita algunas como un análisis de imágenes, la realización de preguntas y respuestas para otros compañeros o investigaciones en el aula, usando recursos informáticos. Pero insiste en un punto: estos recursos son muy válidos, pero no lo son todo: “Para mis alumnos, el vídeo puede significar entre el 10 y el 20 % de lo que aprenden. Debe combinarse con otras actividades y metodologías activas en el aula, que sirven para reflexionar y aprender de muchas maneras”. Y Calle recuerda que “los profesores ya no somos la única fuente de conocimientos. Por eso es imprescindible guiarles, enseñarles qué tipo de cosas deben ver y que puedan discriminar las fuentes fiables de las que no lo son; plantearles preguntas; trabajar en equipo con ellos; debatir; conocerles un poco más...”

Además de cubrir el temario de Historia, La cuna de Halicarnaso aborda también, desde un punto de vista objetivo, cuestiones de actualidad no exentas de polémica para explicárselas a un alumno de Secundaria: ¿por qué me dicen facha si llevo la bandera de España? ¿Por qué tenemos un rey? ¿Por qué no aparecen tantas mujeres como hombres en los libros de texto? Una iniciativa que pretende desmentir la impresión generalizada de que la Historia es solo una materia para memorizar hechos pasados: “Yo creo que la Historia sirve, sobre todo, para comprender y reflexionar sobre nuestro presente”, afirma Lucero.
¿Son entonces los vídeos todo ventajas?

No del todo. Para este docente, presentan el inconveniente de que el profesor no está delante para responder las dudas que puedan surgir en los estudiantes, y por eso intenta que las apunten para luego formularlas en clase; y siempre sin olvidar que puede haber alumnos que no tengan un buen acceso a Internet o que a lo mejor tienen un solo ordenador para varias personas, y para ellos ha de preparar otras estrategias.

“Es muy común que al alumno que estudia en casa le surja una duda, pero que cuando regresa a clase ya se le ha olvidado”, cuenta Pérez. Para evitarlo, él los anima a que dejen sus dudas o preguntas en los comentarios del vídeo o a través de las redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter, en las que el docente mantiene un contacto directo con sus alumnos. “En Instagram, por ejemplo, suelo subir fotos de las prácticas que hacen ellos en sus casas; o me mandan una foto de un problema que no les sale, y si yo en ese momento estoy en casa, trabajando en algo de eso, les resuelvo la duda en el acto. O la tenemos ahí y al día siguiente, en clase, abrimos esa red social y la contestamos”.
Conservar la pasión por aprender

“Tal vez, lo que en muchas ocasiones ha generado este sistema educativo es una desilusión por aprender, y ha hecho que poco a poco pierdan esa curiosidad e ilusión que los niños sienten a los tres, cuatro, cinco años”, reflexiona Lucero. “Al final, de lo que se trata es de generar amor por el conocimiento, sobre todo en Secundaria. Porque cuando a un chaval se le transmite ese amor por aprender, eso nunca se le va. A mí no me importa que mis alumnos salgan de la ESO conociendo un montón de fechas, nombres y hechos históricos; sino que no pierda su amor por mi materia, por seguir aprendiendo historia”. Para este experto, estamos acostumbrados a un sistema conductista en el que el profesor conduce y el alumno va sobre raíles; así que, al final de su etapa educativa, “es como si hubiera estado todo el rato sentado en el tren de la bruja, recibiendo. Eso genera en muchos alumnos la sensación de que ellos no construyen su propio aprendizaje, sino que se les impone, y genera desconexión porque no ven el atractivo al sistema”.

Si se consigue generar esa pasión por aprender, los resultados no solo serán mayores, sino también más duraderos. Los estudiantes se implicarán más y tomarán una mayor responsabilidad sobre su propio aprendizaje. Algo en lo que coincide también Antonio Pérez, que a la hora de hacer prácticas da total libertad a sus alumnos: “Ellos pueden hacer la que quieran. Te pongo un ejemplo de segundo de la ESO. Un día me vino uno de ellos y me dijo: “¡Antonio, yo quiero hacer un cohete!” “¿Un cohete, chiquillo?”. “Sí, sí”. “Pues nada, métete por ahí, busca la información, dime lo que quieres hacer y yo te ayudo”. Ellos hacen todo el proceso completo: buscan la información, los materiales, hacen el experimento, explican lo que ha pasado... Como están siguiendo todo el método científico, desde la observación hasta la obtención de resultados, es válido para cualquier asignatura”. Y añade: “A lo mejor no está relacionado directamente con lo que estás dando en ese momento, pero ese contenido se les queda, es un aprendizaje significativo que además cumple con el propósito de las prácticas, que es que conozcan cómo funciona la ciencia”.
Unicoos, de la crisis a la pandemia

Cuando en 2011, y por la crisis económica, la pequeña academia que David Calle tenía en Velilla de San Antonio (Madrid) se quedó sin la mitad de sus estudiantes, le dio tanta pena que decidió superar su miedo escénico y comenzó a grabar vídeos para ayudar a sus estudiantes. Iba a ser algo para una treintena de estudiantes... Y hoy, nueve años después, Unicoos es ya una comunidad virtual de casi un millón y medio de estudiantes, docentes e incluso padres, tiene su propia web e incluso una app para Android, y ha superado los contenidos de matemáticas, física, química y tecnología para abordar todas las asignaturas, con el proyecto BeUnicoos. Le han comparado con Salman Khan, creador de la web Khan Academy y recipiente del Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2019, “con una pequeña diferencia: que él recibe 100 millones de dólares al año en subvenciones y nosotros ni 100 euros... Ojalá pudiera yo tener también 200 empleados, y hacer muchas más cosas con Unicoos. Porque no dejan de pedírnoslas”, confiesa.

Tanto ha crecido que ahora, además de casi 900 vídeos gratuitos, incluso tienen una parte premium “con toda la teoría que necesitan, exámenes que se corrigen solos, ejercicios resueltos, un chat y un foro de preguntas y respuestas que, en dos años, ha resuelto ya 600.000 dudas”, explica Calle, e incluso han desarrollado algunas herramientas para profesores, como BeCam, una plataforma de videoconferencias que tiene una pizarra multiusuario en la que profesor y alumno pueden pintar a la vez, o BeQuest, una aplicación para ludificar las clases a través de un juego interactivo de preguntas y respuestas.

Fuente: EL PAÍS




lunes, 23 de noviembre de 2020

INVITACIÓN

 La Provincia ha preparado un encuentro virtual para profundizar en la encíclica "Fratelli Tutti" en clave de prevención y creación de ambientes sanos. 

Este encuentro virtual contará con dos expositores, fray Alfredo Guzmán Maya y Pablo Ávila Lambert, psicólogo, ambos integrantes de la Comisión Provincial de Prevención de Abusos y Promoción de Ambientes Sanos.

Están invitados a participar, religiosos, laicos y laicas y agentes pastorales de todas nuestras comunidades.

La transmisión será por la plataforma Zoom y se deben inscribir al mail prevencionyambientessanos@gmail.com

La fecha es el sábado 12 de diciembre a las 16:30 horas.




viernes, 13 de noviembre de 2020

15 PELÍCULAS SOBRE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

 


1. Robots: caer en la cuenta de las necesidades de los otros a través de la empatía, es el primer paso para poder ayudarlos.

2.Colegas en el bosque: confiar en los demás nos da seguridad y nos ayuda a superar las dificultades. Cuando trabajamos unidos por un mismo objetivo conseguimos resultados sorprendentes.

3. El emperador y sus locuras: para superar un miedo tenemos que confiar en las personas que nos ofrecen su ayuda. También nosotros podemos ayudar a los demás a superar sus temores.

4. Chiken Little: en nuestra vida hay muchos motivos para el entusiasmo y la ilusión. Afrontar la vida con optimismo ayuda a superar las dificultades y generar alegría a nuestros alrededor.

5. Señora Doubtfire: cuando hacemos algo mal nos sentimos culpables. El perdón ayuda a superar la culpabilidad y nos da la alegría de poder empezar de nuevo.

6. Buscando a Nemo: querer a los demás hagan, es sentir un amor incondicional. El amor incondicional se preocupa por el bienestar del otro si esperar nada a cambio.

7. Pocahontas: incluso en las situaciones más complicadas es posible encontrar gozo y esperanza. A veces, hay que tomar decisiones difíciles que, a la larga, nos dará felicidad.

8. Up: hay personas a las que admiramos e imitamos. Muchas de las cosas que hemos aprendido las sabemos porque alguien a quien admiramos nos las enseñó.

9. Lluvia de albóndigas: cuando los demás nos acogen y nos aceptan tal y como somos, crecemos en autoestima y ganamos seguridad para realizar nuestros sueños.

10. Del revés: las 5 emociones básicas (alegría, tristeza, ira, miedo y asco) gobiernan el cerebro de Riley.

11. Wall-E: un robot nos ayuda a profundizar en la comunicación no verbal a través de las expresiones y gestos que utiliza para comunicarse.

12. Hermano Oso: que importante es perdonarse y reconciliarse. Esta película nos lo permite comprender.

13. Ratatouille: es una película ideal para hacer ver a nuestros alumnos que "cualquiera puede cocinar", que cualquier puede crear si se lo propone. Podemos trabajar con nuestros alumnos el valor de creer en uno mismo.

14. Cómo entrenar a un dragón: una película que nos da la oportunidad de trabajar la diversidad y de reflexionar sobre las consecuencias de nuestros actos. Durante toda la historia el valor de la amistad está muy presente, así como la capacidad de aprender a confiar en los demás.

15. Los Croods: esta película se centra en el valor de la familia y en la posibilidad de hacer las cosas de un modo diferente, de atreverse a cambiar y de conquistar nuestros miedos.

Fuente: ayudaparamaestros.com