viernes, 9 de agosto de 2019

CONCURSO

Bases del Concurso Literario contra el Ciberbullying ¡Tú cuentas! Historias de Mi Historias de Ti.

PARA ESTUDIANTES DE 5° BÁSICO A IV° MEDIO

Con el objetivo de promover el diálogo en torno a la convivencia escolar y la reflexión sobre los aspectos positivos y negativos que se generan en las interacciones con otros, la Seremi de Educación, junto a la Intendencia y la Corporación Regional de Desarrollo Territorial y Turismo de Santiago, lanzaron el concurso literario contra el Ciberbullying "Tú cuentas: Historias de mí, historias de ti".

Descarga las bases Concurso Literario

Fuente: Mineduc Región Metropolitana

jueves, 8 de agosto de 2019

CONGRESO INTERAMERICANO DE EDUCACIÓN CATÓLICA





Este Congreso se realizará del 8 al 10 de enero 2020 en el Instituto Alonso Ercilla, ubicado en Santo Domingo 2145, Santiago de Chile.


Temas:
Liderazgo: Reflexionar sobre las acciones y múltiples desafíos que debe llevar a cabo el líder educativo para transformar la escuela católica del siglo XXI.

Comunicación: Promover en la Escuela Católica una cultura de comunicación que llegue a cada miembro de la comunidad educativa y permita comunicar esperanza y confianza en nuestro tiempo.

Marketing: Lograr mayor visibilidad y presencia social de la Escuela Católica, a través de una propuesta de marketing educativo que permita promocionarse y mejorar sus servicios.

Inscripciones en www.congresociec.com

miércoles, 7 de agosto de 2019

NOTICIA

APROBADO MARCO PARA LA BUENA ENSEÑANZA PARA EL NIVEL DE EDUCACIÓN PARVULARIA.

El referente curricular, diseñado para orientar la práctica de los y las Educadores/as de Párvulos que pertenecen a la red pública, fue aprobado por el Consejo Nacional de Educación.

Está en formato digital para ser descargado por los educadores.

Fuente: parvularia.mineduc.cl





lunes, 5 de agosto de 2019

NOTICIA

Para más información, programa e inscripción, visita el sitio web congresoeducacioncatolica



LA MERCED EN AGOSTO FUNDACIÓN DE LA ORDEN

En la ciudad de Barcelona, burguesa y condal, hay un bullir constante de hombres y mujeres por sus estrechas callejuelas de piedra, desde el puerto hasta la catedral. Era el 10 de agosto de 1218. Las campanas, envueltas en tañidos de júbilo, convocan a la celebración a todos los creyentes de esta vieja ciudad mediterránea. Hubiera podido ser una de tantas celebraciones que acaban formando parte de las páginas del olvido, cubiertas por el polvo del tiempo y abandonadas en la mazmorra de la indiferencia. ¡Pero no! Fue una celebración jubilar que, por el impacto de la fe, acabó escribiéndose con letras de amor inextinguible en la conciencia, en el corazón y en las manos de la Madre Iglesia. Se celebraba la fundación de la Orden de la Merced, en la Catedral de Barcelona, ante el obispo de la ciudad. Berenguer de Palou, y ante el rey de Aragón. Jaime I, después llamado el Conquistador. La Iglesia acogía en su seno de madre la iniciativa divina que Pedro Nolasco quiso seguir hasta la entrega de la vida si fuera menester.

Pedro Nolasco, no lo olvidemos, es un laico; un caballero de Dios al servicio de la fe de los cautivos; un hombre se fe, comprometido en la Iglesia, que quiere hacer efectivo su compromiso cristiano más allá de las palabras. La vocación laical en la iglesia cobra fuerza especial en él, en un tiempo en un ambiente en el que los laicos actúan, sobre todo, en la retaguardia. Pedro Nolasco, con su obra redentora de liberación de cautivos, es uno de los laicos que se lanza a la vanguardia de la fe, convencido que su vocación tiene que atravesar los límites del conformismo y de la comodidad para llegar a la frontera, a la mazmorra, allí donde la fe está en peligro y necesita aliento y fortaleza. Esta iniciativa laical, que acoge también a los clérigos, durará un siglo en la Orden.

Los mercedarios son caballeros de la paz, mercaderes de la libertad y, aunque están influenciados por las órdenes militares, nunca participarán en empresas guerreras de defensa o de conquista. Su único empeño, su batalla más encarnizada, se desarrollará en el campo de la esclavitud, en las mazmorras de la opresión, en los lúgubres callejones donde la fe está en peligro porque ansía la luz del Sol que nace de lo alto.

Fuente: La Merced en la Liturgia 2018-2019